Loading...

jueves, 8 de noviembre de 2007

En la República Checa aparecen las primeras madres de alquiler



En la República Checa, al igual que en todo el mundo, existen mujeres desesperadas por no poder disfrutar de la maternidad, parejas sin ninguna posibilidad de tener hijos. La única solución para ellos es encontrar una madre de alquiler, es decir, una mujer dispuesta a someterse a una fecundación artificial y a cederles, nueve meses después, a su hijo. En algunos países se trata de una práctica común y corriente y existen allí hasta agencias que se dedican a buscar madres de alquiler.

La situación en la República Checa es otra. La modalidad de las madres de alquiler no está permitida, ni tampoco prohibida por las leyes checas. Sin embargo, según las normas jurídicas, como madre es considerada la mujer que le lleva a un niño al mundo. De allí que ninguna ley obligue a la "madre alquilada" a entregar el niño a la pareja que se puso de acuerdo con ella.

"En ello consiste el riesgo que corren todas las parejas checas que se deciden por contratar una madre de alquiler." Así advierte el abogado Zdenek Zeman, que ofreció a los medios de comunicación informaciones sobre las primeras madres de alquiler en la República Checa. Según el abogado Zeman, dos parejas le solicitaron ayuda porque la madre de alquiler se negó a entregarles al niño después del parto. En ambos casos, el tribunal decidió a favor de la madre de alquiler.

No hay comentarios: